Una Vida Sexual Activa Reduce el Riesgo de Disfunción Eréctil

Boston Medical Group, alianza mundial de clínicas médicas dedicadas al tratamiento de las disfunciones sexuales masculinas, recuerda que practicar sexo regularmente ayuda a conservar la salud sexual en la madurez y prevenir problemas de disfunciones eréctiles y cardiovasculares. Según un estudio reciente de la Universidad finlandesa de Tampere, los hombres que mantienen relaciones sexuales menos de una vez a la semana tienen el doble de probabilidades de desarrollar un problema de disfunción eréctil en los siguientes cinco años, en comparación con los que lo hacían al menos una vez a la semana

Este estudio se llevó a cabo con un grupo de cerca de 1000 hombres, en edades comprendidas entre los 55 y 75 años de edad. El informe reveló que los hombres que habían mantenido relaciones sexuales 3 o más veces por semana eran hasta 4 veces menos propensos a desarrollar una patología de disfunción eréctil, comparados con los hombres que tenían menos de una relación a la semana.

“Mantener relaciones sexuales frecuentemente supone un buen ejercicio para conservar en buen estado la circulación de la sangre y la elasticidad de las arterias y los cuerpos cavernosos” explica el Doctor José Pablo Saffón, Medico Gerente de Boston Medical Group, “lo que facilita el buen estado y funcionamiento del sistema cardiovascular y disminuye la probabilidad de desarrollar un problema de disfunción eréctil”.

Beneficios Cardiovasculares
Una vida sexual sana y plena además conlleva otros beneficios para el organismo ya que mantener relaciones sexuales acelera el ritmo cardiaco de una forma sana y mejorando el estado general de las arterias. Además, para el Doctor José Pablo Saffón es importante destacar que “la liberación de super óxido de dismutasa que se produce al mantener relaciones sexuales ayuda a eliminar las encimas tóxicas que produce nuestro organismo con el estrés, de manera que ayuda a las personas a reducir sus niveles de ansiedad, y previene un envejecimiento prematuro de nuestro organismo”.

 

Solucionar la Eyaculación Precoz

Solucionar la eyaculación precoz es algo que se puede lograr, ya que es un problema de salud sexual en la mayoría de los casos, originado por problemas orgánicos.

Una inflamación o infección en la próstata o la uretra o un funcionamiento anómalo de la secreción de serotonina son algunas de las causas de la eyaculación precoz.

Considerar que la eyaculación precoz es siempre un problema psicológico es uno de los grandes mitos de una afección que sufren uno de cada tres hombres a lo largo de su vida. Sólo un 25% de ellos acuden al especialista en busca de ayuda para solucionar la eyaculación precoz.

Al contrario de la creencia habitual, la eyaculación puede estar causada por diferentes afecciones físicas, que pueden tratarse y solventar este problema. Las inflamaciones o infecciones en la próstata o la uretra, niveles anormales de las sustancias químicas cerebrales conocidas como neurotransmisores o un funcionamiento anormal en la actividad refleja del sistema eyaculatorio.

La reacción más habitual de los hombres que sufren eyaculación precoz es negarlo, y confiar en que se resolverá por si solo con el tiempo, ignorando que este tipo de trastornos pueden ser la punta del iceberg de otras dolencias. Para el urólogo Jorge Barba, director médico de Boston Medical Group, “la eyaculación precoz no se cura sola ni con productos milagro, al contrario, si no se trata correctamente, además de los problemas físicos que la causan, las consecuencias a nivel psicológico se agravan con el tiempo, y generan, frustración, ansiedad, rechazo sexual, depresión y problemas con la pareja”, de ahí la importancia de solucionar la eyaculación precoz.

Los hombres en general no acuden al médico cuando se trata de problemas sexuales ya sea por pudor o por no saber que este tipo de padecimientos se pueden solucionar. Contrariamente a lo que se cree, el 90% de las disfunciones sexuales tiene un origen biológico, y no psicológico, aunque normalmente como consecuencia pueden aparecer depresiones. Pero las disfunciones sexuales se pueden solucionar con el tratamiento apropiado, prescrito por médicos especializados en el tema, llegando a solucionar la eyaculación precoz y la disfunción eréctil en la mayoría de los pacientes. Existen tratamientos simples, asequibles e indoloros, que son muy eficaces para aprender a controlar la eyaculación y mejorar así las relaciones sexuales.

“Hoy en día, a los hombres todavía les cuesta reconocer el alcance de su problema y no acuden al especialista hasta que pasa bastante tiempo. Es importante pedir consejo ya que, cuanto antes se trate el problema, más rápida y con mejores resultados será la recuperación.” explica el Dr. Barba. “Además, la colaboración y comprensión de sus parejas siempre juega un papel importante tanto para el diagnóstico como para seguir el tratamiento”.

Pide cita en una de nuestras clínicas y te ayudaremos a solucionar la eyaculación precoz para que recuperes tu vida sexual.

Segunda Disfunción Sexual en España

Un estudio de Boston Medical Group revela que los hombres sin pareja consiguen mejores resultados en su desempeño, que los hombres con pareja.

Existen tratamientos para lograr unas relaciones sexuales plenas y satisfactorias que combinan fármacos y ejercicios.

La eyaculación precoz es la segunda disfunción sexual masculina más habitual, después de los problemas de erección. Uno de cada tres hombres padece algún grado de eyaculación precoz a lo largo de su vida y, sin embargo, sólo el 25% de los hombres que la padecen acude a un especialista, aun cuando esta es la única forma de tratar este problema.
Boston Medical Group, alianza mundial de clínicas médicas dedicadas al tratamiento de las disfunciones sexuales masculinas, ha realizado un estudio acerca de los pacientes que padecen eyaculación precoz y su tratamiento con Clomipramina. En el estudio participaron pacientes de la clínica de Boston Medical Group de Madrid que padecían eyaculación prematura; el 60% contaba con pareja estable y el 77% era mayor de 30 años.
Los resultados del tratamiento con Clomipramina han resultado ser altamente efectivos. Según conclusiones del estudio, un 73% de los pacientes notaron mejoría o se curaron, y el 82% de los que completaron el tratamiento mejoraron su latencia eyaculatoria en 5 minutos o más.

Los hombres sin pareja consiguen mejores resultados
Del estudio de Boston Medical Group también se desprenden otros datos, como que los pacientes sin pareja son más propensos a mejorar y que existe una relación causa-efecto entre la edad y el número de minutos que se retarda la eyaculación; siendo de diez minutos en el 48% de los varones de más de 30 años y el 64% en los de menos de 30 años.

Una de las conclusiones más importantes incide en que cuanto antes se inicie el tratamiento de estos problemas, los índices de recuperación son mucho más altos. Destaca que el 29% de los pacientes son menores de 30 años, de los cuales el 91% no tenía pareja. De estos pacientes, el 64% mejoró su desempeño en 10 minutos o más.

“Hoy en día, a los hombres todavía les cuesta reconocer el alcance de su problema y no acuden al especialista hasta que pasa bastante tiempo. Es importante pedir consejo ya que, cuanto antes se trate el problema, más rápida y con mejores resultados será la recuperación.” explica José Benítez, el director médico de Boston Medical Group.

Del 73% de pacientes que tuvieron mejoría o se curaron, el 18% tenía pareja, mientras un 82%, no tenía pareja. Del 71% los mayores de 30 años que tuvieron mejoría, el 48% incrementó su desempeño en 10 minutos, y de ellos, el 77% no tenía pareja. Estos datos revelan que los hombres con pareja suelen preocuparse menos que los hombres sin pareja por mejorar su desempeño. La tranquilidad de tener una pareja, hace que mejorar su desempeño, aunque importante para ellos, no lo es tanto como para aquellos hombres que no tienen pareja.

Junto con el tratamiento de Boston Medical Group con Cloripramina se combinan unos ejercicios en solitario y en pareja que ayudan a corregir esta disfunción. Los ejercicios son técnicas muy sencillas que sirven para que aprendas a conocer mejor el propio cuerpo. Los medicamentos son fármacos prescritos por el médico, que ayudan a controlar los niveles de excitación y a prevenir la eyaculación descontrolada.

Contrariamente a lo que se piensa, el 90% de las disfunciones sexuales tiene un origen biológico, y no psicológico. Pero las disfunciones sexuales se pueden solucionar con el tratamiento apropiado, prescrito por médicos especializados. Existen tratamientos simples, asequibles e indoloros, que son muy eficaces para aprender a controlar la eyaculación.