Boston Medical Group es un referente mundial y una institución líder en tratamientos médicos para las disfunciones sexuales masculinas. Desde hace 20 años Boston Medical Group ha trabajado de manera especializada en disfunciones sexuales, creando así la mayor alianza de clínicas a nivel internacional enfocada en la investigación y desarrollo de tratamientos.

El 4 de julio de 1997, Boston Medical Group atendió a su primer paciente en la ciudad de Guadalajara, México. Gracias a la gran acogida de sus tratamientos entre los pacientes, la expansión del grupo se dio casi de inmediato, iniciando un año después sus operaciones en Estados Unidos, luego en Argentina, seguido de Brasil, España, Colombia y Perú. 20 años despues, Boston Medical Group ha atendido más de 1’200.000 hombres en sus cerca de 150 clínicas distribuidas en más 120 ciudades del mundo, convirtiéndose no sólo en el grupo médico que ha atendido a más pacientes con disfunción eréctil y eyaculación precoz mundialmente, sino también en un referente internacional en la salud sexual masculina.

Anteriormente, el término más usado para los problemas en la erección era “impotencia” y prácticamente no había conciencia de que este problema tenía tratamiento y que en su mayoría se generaban por causas Anteriormente, el término más usado para los problemas en la erección era “impotencia” y prácticamente no había conciencia de que este problema tenía tratamiento y que en su mayoría se generaban por causas físicas como la diabetes, la hipertensión arterial, los problemas de corazón, el colesterol alto, entre otras.

Boston Medical Group ha roto con los paradigmas que giran en torno a este tema, asumiendo el reto de educar a los hombres y generando conciencia de que se trata de un problema más común de lo que muchos piensan y que no se soluciona con automedicación, ya que es un tema de alta complejidad y necesita atención médica que muchas veces requiere apoyo psicológico.

Es así como Boston Medical Group nace con el propósito de ofrecer tratamientos médicos a los hombres con problemas de erección y de eyaculación precoz, de manera personalizada, con atención privada y confidencial mediante salas de espera individuales, además de un seguimiento y acompañamiento médico durante el tiempo de A lo largo de 20 años de experiencia, Boston Medical Group ha podido comprobar a través de sus investigaciones que las disfunciones sexuales masculinas afectan a hombres de todas las edades, pudiendo ayudar desde pacientes jóvenes hasta hombres de la tercera edad. Existe un porcentaje muy alto de hombres a nivel mundial que padecen algún grado de disfunción eréctil. Según el MMAS (Massachusetts Male Aging Study) uno de los estudios más importantes y representativos sobre disfunción eréctil, el 50% de los hombres mayores de 40 años padecen esta patología en diferentes grados. La disfunción eréctil no es sólo un padecimiento por sí mismo, sino que puede ser un síntoma de otra enfermedad subyacente habitualmente crónica y poco sintomática.

Por eso, la consulta médica especializada por disfunción eréctil puede constituir una buena pista para la detección de enfermedades insospechadas por los pacientes, como la hipertensión arterial, la diabetes y los problemas vasculares, tan solo en un 10% de los casos son trastornos psicológicos, entre otras.

Actualmente el promedio de edad de los pacientes tratados en Boston Medical Group es de 49 años, inferimos que el estilo de vida actual, el aumento de padecimientos como la diabetes, la hipertensión y los problemas de colesterol, así como el sedentarismo y estrés han causado que cada vez más hombres jóvenes empiecen a experimentar problemas en su erección. En busca de ofrecer opciones no solo médicas sino psicológicas, Boston Medical Group es el aliado de los hombres que padecen este tipo de problemas.

Desde su origen, Boston Medical Group se ha preocupado por ofrecer a sus pacientes un servicio de vanguardia, hoy cuenta con lo más avanzado en tecnología médica, como lo es la terapia de ondas de choque extracorpóreas dentro de sus opciones de tratamiento, que junto con los tratamientos farmacológicos permiten ayudar cada vez a más hombres, a tener una vida sexual plena y satisfactoria, transformando esa oportunidad que existía hace 20 años, en una misión enfocada en la salud y el bienestar de sus pacientes.