¿A qué edad se puede padecer impotencia?

¿A qué edad se puede padecer impotencia?

Los hombres de manera similar a las mujeres sufren una serie de cambios en su cuerpo a medida que la edad aumenta. Sobre los 50 años empiezan a darse transformaciones en todo el cuerpo que se irán acrecentando y en algún momento se presentará la impotencia. 

El ámbito sexual no queda exento. Tanto varones como mujeres notarán algunas diferencias que pueden acompañar en algunas ocasiones con el paso del tiempo. 

La impotencia también forma parte de todo este proceso. La edad es un factor predominante para padecerla, aunque no es similar para todos los sujetos. En este post abordaremos el tema con el fin de aclarar tus dudas. ¿Te interesa? Sigue leyendo. 

 

Impotencia, Salud Sexual Masculina y Edad 

 

Envejecer forma parte de nuestras vidas y es inevitable. Las diferentes transformaciones a las que se somete el cuerpo de un hombre pueden estar determinadas por factores tan diferentes como la genética y principales hábitos de vida entre otros. 

Todo este crisol de circunstancias provocan que en algún momento nuestras erecciones pierdan consistencia y fuerza. Por este motivo, es común que a partir de los 50 años los hombres vean cambios relacionados a su sexualidad, como disminución del apetito, impotencia o disfunción eréctil. 

Conviene subrayar que estas variaciones pueden ser muy diferentes en cada hombre. Existen casos prematuros en los que el varón empieza a sentir claros indicios a partir de los 40 años. 

Por el contrario, otros sujetos hasta llegados los 60 apenas habrán notado modificaciones en su salud sexual y apetencias. 

Como comentábamos hace poco, este tipo de alteraciones están influenciadas por una coctelera en la que se encuentran los ingredientes de la genética, hábitos de vida y factores medioambientales entre otros. 

Por lo tanto, no existe una edad concreta y determinante que podamos arrojar. Debes hacerte una idea aproximada entre los rangos que te hemos proporcionado. 

Impotencia, Eyaculación Precoz y Edad 

 

Con base en lo citado, es inevitable que con el paso de los años, en algún momento nuestro vigor sexual sufra algún reverso. Algo totalmente lógico y comprensible. 

De manera general suele presentarse como impotencia. ¿Quieres saber de qué se trata? Sigue leyendo.

¿A qué edad se puede padecer impotencia?

Impotencia o Disfunción eréctil: Se trata de la incapacitación para conseguir y continuar una erección lo suficientemente estable como para mantener un encuentro sexual. Al igual que hemos comentado en otras entradas, sufrirlo en algún momento de tu vida de una manera puntual no tiene por que significar que suframos de ésta.

Conviene subrayar que este tipo de trastornos suelen ser progresivos, por lo que es necesaria una intervención por un especialista para una mejor recuperación cuanto antes. 

 

Boston Medical Group tiene un test de disfunción eréctil 100% online diseñado por especialistas en salud sexual masculina. ¡Obtén los resultados en Solamente Dos Minutos!

La eyaculación precoz es mucho menos frecuente en la tercera edad, no obstante, puede darse y es de vital importancia actuar con rapidez y eficacia. 

Si crees que sufres de ésta, Boston Medical Group tiene un test de eyaculación precoz 100% online, creado por especialistas en salud sexual. ¡Obtén los resultados en únicamente dos minutos!

 

Prevención para la Impotencia

 

Al mismo tiempo, tenemos en nuestras manos una herramienta tremendamente útil para evitar todas estas situaciones durante más tiempo: La prevención

Implementar medidas con un impacto positivo en nuestras vidas puede suponer un antes y un después en nuestra salud sexual. 

Aquí te vamos a dejar las principales rutinas y prácticas que debes llevar a cabo. ¿Preparado? 

  • Fuera tabaquismo: Esta adicción no solo empeora el tratamiento y su eficacia sino que puede ser la causa directa de que sufras impotencia. Trátate con un especialista si lo encuentras extremadamente difícil.
  • Evita el estrés: Este factor es sumamente condicionante. Conocemos la dificultad de olvidarse de las preocupaciones diarias. En cambio, realizando pequeñas pausas diarias en las que puedas hacer respiraciones u otros ejercicios notarás una rápida mejoría. 
  • Alimentación equilibrada: Alimentarse de forma saludable, evitando esa comida chatarra plagada de aditivos, puede ser una eficiente medida a la hora de prevenir la disfunción eréctil. Más aún, en algunos casos el sobrepeso o la obesidad es el causante principal de la impotencia
  • Practica ejercicio: No es necesario realizar titánicos esfuerzos. Con unos 20 minutos diarios que dediques puedes hacer muchísimo por tu salud general y sexual.

 

Conclusión 

 

Como conclusión final podemos extraer algo claro: No existe una edad concreta para padecer impotencia, depende del sujeto y principalmente de sus características. 

Debemos cuidarnos, tratar bien nuestro cuerpo y llevar un estilo de vida que retrase y combata los problemas de salud asociados con el envejecimiento. 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *