El número de jóvenes con disfunción eréctil ha aumentado un 15%

 

La disfunción eréctil es un problema que afecta a muchos hombres de edad avanzada, aunque últimamente también afecta a jóvenes. El número de jóvenes con disfunción eréctil ha aumentado un 15 %. ¿A qué se debe que la edad sea cada vez más temprana? A continuación hablaremos de las razones que se esconden detrás de este dato. 

 

 

  • Por qué el número de jóvenes con disfunción eréctil ha aumentado un 15%

 

La razón principal por las que el número de jóvenes con disfunción eréctil ha aumentado un 15 %, se debe en parte a los cambios experimentados en los hábitos de consumo y el estilo de vida. La alimentación es cada vez más deficiente, el consumo de alcohol ha aumentado, cada vez se practica menos deporte y el resultado es ese aumento en el número de pacientes con disfunción. 

Estas son las cifras que arroja un informe elaborado por Boston Medical Group. En él se refleja que de 16.000 pacientes tratados de disfunción, 1 de cada 4 tiene menos de 45 años. Se han analizado los casos de aquellos que acudieron en busca de ayuda desde el año 2011, una fecha reciente para llevar a cabo el análisis y que demuestra que el incremento es un problema actual. 

 

  • Motivos concretos que causan disfunción entre los jóvenes

 

Una de las razones de por qué el número de jóvenes con disfunción eréctil ha aumentado, puede deberse a que ya no hay barreras que eviten el que se acuda en busca de ayuda. No hay el mismo recato a la hora de expresar a un doctor cuál es el problema que se está teniendo y aceptar la solución.

La comida cada vez es menos sana. Se recurre más que nunca a la comida precocinada y de mala calidad. Las grasas saturadas se acumulan en las venas y arterias e impiden la llegada de la sangre a los cuerpos cavernosos del pene, encargados de la erección. Un 90 % de los afectados por disfunción tienen una enfermedad vasoconstrictora. 

También ocurre que cada vez proliferan más los falsos remedios anunciados en Internet y otros medios que prometen soluciones, pero que realmente no las aportan. En el mejor de los casos, algunos de los medicamentos que se venden carecen de ningún efecto. En otros casos, además de no mejorar la disfunción, pueden tener efectos nocivos para la salud. 

El estilo de vida también ha empeorado. Cada vez se camina menos, se descansa peor, se bebe más, incluso se utilizan drogas. Todas estas cosas inciden negativamente sobre el sistema nervioso y también afectan al circulatorio. De los hombres tratados por Boston Medical Group, con menos de 35 años, el 70 % consume frecuentemente alcohol y uno de cada cuatro fuman. 

Por último, destacar que un 10 % de los que padecen disfunción, es por causas psicológicas. La presión a la que se somete hoy en día a los jóvenes pude abrumar y causar la disfunción. El tamaño del pene, la distorsión que arroja la pornografía a jóvenes que se están desarrollando y otros factores similares, también están haciendo mucho daño. 

La disfunción se puede evitar si se lleva una vida sana. Si ya has empezado a tener los primeros síntomas, pide asesoramiento a un experto de Boston Medical Group. Indagará para conocer la razón principal y así saber qué tratamiento poner. 

La masturbación ayuda en el tratamiento de la eyaculación precoz

La eyaculación precoz es uno de los problemas de disfunción eréctil más comunes entre los hombres. La falta de control eyaculatorio puede tener graves consecuencias en quien lo sufre y en la pareja. Para muchos puede ser algo humillante, rebaja la autoestima e incluso puede provocar una depresión. Además, dificulta la posibilidad de encontrar pareja o de satisfacer a la que se tiene. A continuación te hablamos de cómo la masturbación ayuda en el tratamiento de la eyaculación precoz. 

 

  • Cómo ayuda la masturbación en el tratamiento de la eyaculación precoz

 

Algunos de los ejercicios recomendados por Boston Medical Group incluyen la masturbación. Estos pueden ayudarte a conocer todo el proceso que implica la eyaculación y aprender a controlarla. La clave del retraso en la emisión del semen es el dominio de los músculos pubocoxígeos, los mismos que se emplean para detener la micción. Te mostramos cómo ayuda la masturbación en el tratamiento de la eyaculación precoz

La única manera de aprender a controlar los músculos es la estimulación del pene y hacer ejercicios de control, arrancando y parando antes de alcanzar el clímax. La mejor manera es por medio de la masturbación, ya que te permite un control pleno de los momentos, de la excitación y de otros factores. También se puede hacer durante la penetración, pero hay menos oportunidades de llevar a cabo el entrenamiento y puede quitarle encanto al encuentro sexual.   

La pareja puede cooperar si lo desea, seguro que se siente mejor si se le habla abiertamente del problema. La falta de comunicación podría generar malos entendidos, como el pensamiento de que está haciendo algo mal o que se está perdiendo el interés en ella. Utilizar la masturbación como ayuda en el tratamiento de la eyaculación precoz está bien y si hay buena comunicación ella lo entenderá. 

 

  • Otras soluciones para vencer la eyaculación precoz

 

La masturbación ayuda en el tratamiento de la eyaculación precoz, pero no es la solución. Dependiendo del grado, un médico experto en sexualidad masculina ha de determinar el origen y el proceso de recuperación, lo que incluirá otros ejercicios, terapias e incluso medicación. 

Entre los ejercicios complementarios más efectivos están los de Kegel. Ayudan a mejorar el control sobre los músculos que intervienen en el proceso de la eyaculación y son totalmente compatibles con el ejercicio de la masturbación. 

Los ejercicios de Kegel se realizan contrayendo los músculos pubocoxígeos. A medida que se repiten las series recomendadas, el músculo se fortalece y es más sencillo evitar la expulsión prematura del semen. 

El empleo de los ejercicios de Kegel y de la masturbación como ayudas en el tratamiento de la eyaculación precoz, irán dando sus frutos con el tiempo. Pero pueden no ser suficientes. Por eso es muy conveniente que, antes de poner toda la confianza en ellos, acudas a un profesional. Él evaluará la gravedad del asunto y dejará claro cuál es el mejor proceso para solucionar el problema. 

Intentar vencer el problema sin el asesoramiento de un profesional puede acarrear problemas. No solo es posible que no se solucione el problema, también puede ocurrir que vaya a peor. El equipo de Boston Medical Group tiene sobrada experiencia en el tratamiento de este tipo de disfunción. Tan solo un un experto puede determinar la raíz de la eyaculación precoz ¡ponte en contacto con nosotros!

Ejercicios para superar la eyaculación precoz

Para disfrutar de una vida plena sexualmente, es necesario tener control sobre el momento de la eyaculación. Los que sufren este tipo de disfunción no pueden disfrutar del sexo con normalidad. Además, la pareja también se ve privada del placer y esto es devastador en una relación. Ante tal perspectiva, te indicamos cuáles son algunos ejercicios para superar la eyaculación precoz

 

  • Por qué hacer ejercicios para superar la eyaculación precoz

 

Entre los inconvenientes de la eyaculación precoz está el que tan solo disfrutan por un poco de tiempo del placer antes de la llegada al clímax, en los peores caos ni tan siquiera esto. Además, el orgasmo es menos intenso. También la pareja se ve afectada ya que no se puede tener el orgasmo al mismo tiempo o directamente no lo tiene. 

La eyaculación precoz no es una disfunción aislada, de echo un 30 % de la población masculina la sufre. En algunos casos se trata de un problema ocasional, mientras que en otros se ha sufrido durante muchos años y es muy pronunciado. Un profesional de Boston Medical Group puede evaluar el problema y recomendar la mejor solución. En los casos menos graves, puede que con unos simples ejercicios sean suficiente para aguantar más tiempo la eyaculación. 

 

 

  • Realiza los mejores ejercicios para superar la eyaculación precoz

 

Ahora te mostraremos los ejercicios para superar la eyaculación precoz más efectivos. Para que surtan efecto has de ser disciplinado y paciente, ya que los resultados no son instantáneos. La repetición es la clave del éxito. 

  • Autocontrol. Para este ejercicio hay que conseguir una erección. Una vez la tengas, continúa estimulando el pene y cuando presientas que llega el momento de no retorno, detente y deja que pase. Luego reanuda el ejercicio y repite varias veces. Hazlo un par de veces por semana como mínimo. 
  • Ejercicios de respiración. Ten en cuenta este ejercicio mientras realizas el anterior. Controla la respiración de manera que se rebaje la excitación que sientes en ese momento. Para ello inspira y expira profundamente, lenta y rítmicamente. Hazlo también cuando tengas relaciones sexuales. 
  • Penetración controlada. Controla el ritmo y la profundidad de la penetración en todo momento. La vagina se ensancha a medida que se acerca al cuello uterino. Cuanto menos profunda sea la penetración más roce tiene el glande. Realiza penetraciones profundas, lentas y con movimientos circulares, habrá menos roce y aguantarás cada vez más.
  • Ejercicios de Kegel. Por medio de los ejercicios de Kegel se fortalecen los músculos pubocoxígeos y se retrasa la eyaculación. Para identificarlos detén la micción durante unos segundos y presta atención a los músculos que estás utilizando. Tal vez tengas que repetir el ejercicio varias veces hasta que los reconozcas correctamente. 

 

Una vez lo controles puedes pasar al ejercicio siguiente. Durante un mes hay que contraer y relajar los músculos 10 veces seguidas. Repite unas 12 veces al día, con espacios de una hora cada vez. Pasado este periodo hay que reducir la frecuencia a 3 veces al día, pero con una intensidad superior, de 30 veces cada vez. 

Con estos ejercicios para superar la eyaculación precoz notarás como tu resistencia mejora. Si finalmente los resultados son insuficientes, contacta con uno de los profesionales de Boston Medical Group y evaluaremos con detalle tu caso. 

La cocaína y la disfunción eréctil

Las drogas pueden tener un efecto devastador sobre el organismo. Pero no solo eso, también pueden influir en el desempeño sexual. A continuación de daremos algunos datos sobre el efecto de una droga en particular y sus efectos. Te hablamos de la cocaína y la disfunción eréctil. 

Los efectos de la cocaína en la disfunción eréctil

 

Un estudio realizado por especialistas a 116 adictos a la cocaína con edades entre los 21 y 44 años, demuestra que un 27 % de los encuestados presentan graves dificultades para lograr una erección. En algunos casos el problema es conseguir la erección y en otros mantenerla. 

Según Boston Medical, reconocida como “ alianza mundial de clínicas médicas especializadas en el tratamiento de disfunciones sexuales masculinas”, esto se debe a que la cocaína actúa como un estimulante del sistema nervioso central, con un efecto negativo sobre la capacidad de mantener la erección.

Además, esta droga actúa como vasoconstrictora. Al reducirse el paso de la sangre, es más difícil lograr erecciones. Si la erección se produce, la poca sangre que llega es insuficiente como para mantener la presión por suficiente tiempo y tener una relación sexual con normalidad. 

El efecto de euforia de la cocaína es temporal. Dura unos 15 o 30 minutos y a continuación se produce un descenso que genera tristeza y cansancio. Este estado semi-depresor acaba con la líbido. Intentar contrarrestar este efecto con una dosis más alta es un error, tan solo se conseguirá convertir el problema en crónico. 

El director médico de Boston Medical Group, José Benítez, comenta que “esta droga produce un cambio en la percepción real de uno mismo, que se materializa en un estado de ánimo depresivo. Su uso continuo y abusivo provoca un deterioro en el sistema nervioso central que conduce a su vez a una disminución importante de la fuerza sexual”.

Es cierto que durante los primeros minutos, el que consume la droga se siente totalmente desinhibido. Puede que exista un mayor deseo sexual por unos minutos, sin embargo, ese incremento de la euforia genera un estado de agotamiento, que es seguido de un estado de debilidad que impide mantener relaciones sexuales. 

 

La cocaína y la disfunción eréctil están estrechamente relacionados. A largo plazo, el consumo de esta droga puede terminar por completo con la capacidad de mantener erecciones. Puede incluso apagar por completo el deseo sexual. Pero hay más, el consumo de la sustancia puede traer consigo otros efectos secundarios. 

 

  • Otros efectos secundarios de a cocaína

 

La cocaína y la disfunción eréctil no son los únicos problemas que puede acarrear el uso de la droga. Como actúa sobre el sistema nervioso central, hay otros efectos secundarios que sentirán los que la consumen. Estos incluyen:

 

  • Aumento de la potencia muscular
  • Incremento de la actividad cardíaca y presión sanguínea
  • Aumento del ritmo respiratorio
  • Incremento de la temperatura corporal
  • Sudoración
  • Midriasis
  • Convulsiones

 

Todos estos efectos secundarios, no solo alteran la vida sexual, también indican el daño que se le está produciendo al cuerpo. No mejoran en absoluto la actividad sexual, ni tan siquiera en los picos más altos. Y los efectos pueden ser devastadores. Por eso, si tienes un problema de erección, nunca confíes en las drogas como una solución. Llama a los profesionales de Boston Medical Group y déjate ayudar.  

¿Influye el alcohol en la disfunción eréctil o falta de deseo?

 

Los malos hábitos de consumo afectan directamente a la función sexual. Uno en concreto que puede hacer mucho daño es el alcohol. Un estudio realizado al respecto dice que un 71 % de los alcohólicos con menos de 56 años sufren disfunción eréctil y otras alteraciones de la función sexual. A continuación te explicamos la relación que hay entre el alcohol y la disfunción eréctil o falta de deseo sexual

La relación entre el alcohol y la disfunción eréctil o falta de deseo

 

El alcohol puede afectar al comportamiento de una persona. Esto se debe a que, aún en pequeñas dosis, influye directamente sobre el sistema nervioso central. Al igual que otras funciones se ven mermadas por su consumo, con el aparato reproductor ocurre lo mismo. Por eso, es totalmente incierto que el alcohol produce excitación y mejora el sexo, uno se siente más desinhibido, no más excitado. 

El doctor José Benítez, director médico de Boston Medical Group, explica la relación entre el alcohol y la disfunción eréctil o falta de deseo de la siguiente manera; “El alcohol retarda, distorsiona y relentiza la percepción y respuesta de nuestros sentidos, como reflejos, visión, audición, etcétera.”  

Añade que; “dentro de estas respuestas también se encuentra la sexual. Esto sucede tanto con el bebedor ocasional, como en el habitual, con la diferencia que en los pacientes alcohólicos estos trastornos se van convirtiendo en crónicos y en ocasiones de carácter irreversible”.

El doctor Benítez dice también que; “el alcohol inhibe el buen funcionamiento del sistema nervioso central, por lo que si no se produce una correcta comunicación entre el estímulo, el cerebro y el sistema circulatorio, se entorpece la llegada de la sangre al pene, dificultando la penetración y el coito”.

Es decir, no solo no mejora la respuesta sexual sino que la dificulta. A largo plazo puede ser muy dañina y provocar daños irreversibles que no se pueden minimizar con un simple tratamiento. El doctor Benítez lo explica de la siguiente manera; “en muchos casos esta situación representa un fracaso para el hombre y a partir de ahí comienza a desarrollar sentimientos de ansiedad que dificultarán la respuesta de excitación sexual en el siguiente encuentro. De esta forma se puede establecer un círculo vicioso que lleve al desarrollo permanente de una disfunción eréctil en el hombre, porque incrementa su preocupación por saber si tendrá o no una erección adecuada que finalmente tenga que ser tratada por un especialista”.

Por supuesto, se habla de un consumo excesivo o habitual. No es necesario desvincular por completo el alcohol del sexo. En pequeñas dosis y de manera puntual, puede actuar como deshinibidor. 

Personas con complejos, tímidas o con baja autoestima, pueden sentirse más predispuestas a tener sexo si toman una pequeña cantidad. Si la cantidad es alta, puede tener un efecto contrario. En dosis altas y transcurrido un tiempo, el efecto de libertad y felicidad desaparece y da lugar a sentimientos de culpa, fracaso, etcétera. El exceso convierte a medio plazo el alcohol en un potente psicodepresor, además de dificultar la circulación sanguínea.

Si tienes problemas para mantener una erección, no te refugies en el alcohol. El alcohol y la disfunción eréctil o falta de deseo  están estrechamente relacionadas. Si lo haces, tan solo empeorarás las cosas. Acude al equipo de Boston Medical Group para que un experto analice tu caso y te de una solución. 

10 Formas de aumentar la Libido en un hombre

Son muchas las tensiones y preocupaciones  a las que están expuestos los hombres día a día, desde el ámbito familiar  hasta el laboral sin tomar en cuenta que pueden tener una condición física que esté alterando su normal funcionamiento en la vida sexual. Todo esto puede provocar que la libido,  mejor conocida como el deseo sexual pueda verse afectada y desencadenar ciertas situaciones que puede afectar su normal desempeño en la vida diaria. Leer más

Emociones que afectan el apetito sexual

¿Cuáles  son las emociones que afectan el apetito sexual?

Las emociones y la sexualidad se encuentran íntimamente relacionadas con el apetito sexual, ya que este último puede verse afectado dependiendo del estado de ánimo en que se encuentre la persona en un momento determinado. Muchas de las situaciones que se enfrentan a lo largo de la vida cuentan con una gran carga emocional que  en ocasiones  son difíciles de manejar, las mismas pueden afectar de forma directa el comportamiento sexual y en especial el deseo sexual. Leer más

Influencia de la edad en la disminución del deseo sexual

La edad y la disminución del deseo sexual

A medida que los hombres avanzan en edad se puede evidenciar como bajan los niveles de testosterona, esto puede ocurrir específicamente a partir de los 40 años de edad. Este parámetro es considerado normal según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Para los hombres mantener el deseo sexual, así como una vida sexual activa y satisfactoria, forma parte de sus prioridades a pesar de la edad que tengan, en la medida que avanzan en este sentido y llega el envejecimiento puede generar estrés y tener que adaptarse a un nuevo ritmo sexual debido a los cambios físicos y de salud, dependiendo de las condiciones en las que se encuentren.

Esto puede presentarse en un período de tiempo que ocurre en los hombres que se conoce como andropausia, que es el equivalente a la menopausia en las mujeres. Es normal hablar de estas etapas tanto en los hombres como en las mujeres debido a que en ambos sexos son etapas por las que se pasa durante su ciclo de vida. Leer más

¿A quién debes acudir en caso de presentar disfunción eréctil?

En algún momento de su vida, los hombres han presentado algún tipo de inconvenientes durante las relaciones sexuales, por ello resulta un momento incómodo y difícil de expresar con su pareja, compañeros o terceras personas.

Cuando se trata de un  problema de salud a nivel general, lo indicado es acudir al médico ante cualquier disfunción sexual, sobre todo cuando se trata de una  impotencia sexual de igual manera se debe acudir al médico a pesar de que cuando se sufre de esta alteración, no se encuentra en riesgo la vida de quien la padece; cuando se tienen las condiciones adecuadas y a los mejores profesionales a la disposición, se obtendrán excelentes resultados en el menor tiempo posible. Leer más

Síntomas de la disfunción eréctil

La salud sexual masculina es importante para ambos sexos, por esta razón, debe conocerse su funcionamiento y sus alteraciones para así mantener la vida sexual activa y el disfrute entre las parejas. La impotencia no es un problema de salud, ya que en ningún momento pone en riesgo la vida de quien lo padece; puede acarrear algunos inconvenientes a la vida personal influyendo así en su autoestima, relaciones, emociones y caer en problemas depresivos. Leer más