Causas de la Pérdida del Apetito Sexual

Causas de la Pérdida del Deseo Sexual

Siempre se pensó que solo eran las mujeres las que en algún momento de su vida recurrían a la consulta especializada por presentar pérdida del apetito sexual. Hoy en día se sabe que los hombres también han pasado por esta situación y que es un trastorno frecuente entre ellos.

En momentos particulares de sus vidas,  ambos sexos se han encontrado ante la presencia de haber perdido su falta de deseo sexual, por múltiples factores, algunos de ellos pueden ser situaciones  de estrés, angustia, problemas familiares, de trabajo o incluso trastornos de salud. Cada uno de ellos pueden afectar o incluso desaparecer el apetito sexual.

El manejo de técnicas y control de las emociones puede ayudar a evitar la aparición de síntomas que pongan en evidencia la pérdida  del apetito sexual.

En los hombres, esta afección genera una gran preocupación que repercute en todos los ámbitos de sus vidas.

¿Que se conoce como la pérdida del apetito sexual?

Es la disminución o pérdida de la capacidad de tener fantasías  o pensamientos relacionados con el deseo o interés sexual. Al mismo tiempo es posible que disminuya el deseo de iniciar una relación sexual.

Quienes la presentan suelen tener un gran malestar, además de inconvenientes en las relaciones interpersonales.

Una vez que se presenta este problema, debe ser tratado a tiempo, ya que de lo contrario, puede alterar la relación de pareja, además de producir trastornos psicológicos que afecta a quien los sufre.   

Causas que dan origen a la Pérdida del Apetito Sexual

A pesar de los años, los hombres hacen todo lo posible por mantener activa su vida sexual, sin que la edad represente un impedimento para ellos. Por esta razón, suele preocuparles las diferentes alteraciones que ponen en evidencia la posibilidad de una pérdida de apetito sexual. El apetito sexual es una afección muy común en los hombres que puede deberse a múltiples causas como por ejemplo:

Causas Biológicas:

Este tipo de causas hace referencia a la parte hormonal, en este caso  los niveles bajos de testosterona afectan de forma directa el apetito sexual. La testosterona es la hormona que  actuará en la esfera sexual del individuo dependiendo de los niveles que se encuentren en la sangre.

Del mismo modo, existen fármacos que interfieren con la esfera sexual como por ejemplo los antidepresivos, medicamentos empleados para la diabetes o aquellos utilizados en la fibromialgia que tienen repercusión en el deseo y respuesta sexual del que los consume.

Causas Psicológicas

Aquí se encuentran involucradas las falsas expectativas que se pueden tener sobre la relación sexual o en especial del encuentro con la pareja, es importante señalar que la falta de comunicación, malos entendidos o desconocimientos de ciertas situaciones pueden ser capaz de desencadenar alteraciones entre la pareja que pueden repercutir de forma negativa en la vida sexual de la pareja.

El aburrimiento  y la rutina juegan papel importante en la pérdida del deseo sexual, también sucede lo mismo con otras emociones como el miedo y la ansiedad, las cuales  pueden generar incertidumbre sobre las expectativas que se tienen con respecto al coito.

En muchos casos por no sentir estas emociones se evita tener encuentros sexuales y con ello se evade a la pareja para que no se dé cuenta por lo que está pasando lo que conlleva a situación de estrés, ansiedad y depresión que agravarían aún más la situación.

En los hombres jóvenes, una de las principales causas es producto del estrés, ya que baja la libido, ocasionando en muchos casos la incapacidad de mantener una erección. La mayoría de las veces, este factor da origen a una mayor frustración.

Causas Socioculturales

En este caso, el comportamiento o lo que se espera de las relaciones entre las  personas puede afectar las relaciones sexuales esto se pone en evidencia en los conflictos que surgen entre las parejas con problemas de tipo religiosos o culturales,  que ocasionan malos entendidos, resentimientos, desconfianza esto puede causar la disminución o pérdida del apetito sexual.

Causas Orgánicas

En las causas orgánicas la presencia de enfermedades como la Diabetes, problemas vasculares o Endocrinos (hormonales)  Hipo o Hipertiroidismo, obesidad cualquiera de estas enfermedades pueden dar origen a presentar trastornos de erección lo que repercute en la pérdida del deseo sexual.

Causas Químicas

En este grupo se encuentran aquellas producidas por el consumo de fármacos para determinadas enfermedades como los antihipertensivos o antidepresivos. Pacientes con alteraciones psiquiátricas consumen fármacos que alteran el deseo sexual, los pacientes pierden el interés en el sexo y en su pareja además de presentar algún tipo de disfunción sexual la cual desaparece una vez que deja de consumir los medicamentos.

Para relacionarse, el ser humano depende de cada una de las causas mencionadas anteriormente, las cuales también se encuentran relacionadas entre sí.

Una vez conocidas se debe acudir al médico especialista en el área como lo es el Urólogo, un Médico Sexólogo o un Terapista Sexual. Todos ellos poseen el conocimiento tanto físico, orgánico y psicológico para hacer el diagnóstico e implementar de forma inmediata con la terapéutica acorde al origen de la alteración con la finalidad de brindar al paciente las mejores soluciones tanto para él como a su pareja, quien también forma parte de esta situación.

Un equipo multidisciplinario se ocupará de brindarles  las herramientas adecuadas para solucionar esta disminución del apetito sexual, la cual puede empeorar  en la medida que pasa el tiempo si no es tratada a corto plazo y con las técnicas acertadas.

La pareja forma parte esencial de este equipo, ella se encargará junto con el equipo médico de brindarle cariño, seguridad y confianza a su pareja y de esta manera restablecer la vida sexual placentera que compartían anteriormente.

No dudes en acudir con el especialista él se encargará de realizar un diagnóstico preciso de la mano de la historia clínica y un buen examen físico  y en el caso que se requiera, solicitar estudios complementarios que facilitarán el diagnóstico acertado de la alteración.

Todos tiene derecho de disfrutar una vida sexual placentera.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *