Influencia de la edad en la disminución del deseo sexual

Influencia de la edad en la disminución del deseo sexual

La edad y la disminución del deseo sexual

A medida que los hombres avanzan en edad se puede evidenciar como bajan los niveles de testosterona, esto puede ocurrir específicamente a partir de los 40 años de edad. Este parámetro es considerado normal según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Para los hombres mantener el deseo sexual, así como una vida sexual activa y satisfactoria, forma parte de sus prioridades a pesar de la edad que tengan, en la medida que avanzan en este sentido y llega el envejecimiento puede generar estrés y tener que adaptarse a un nuevo ritmo sexual debido a los cambios físicos y de salud, dependiendo de las condiciones en las que se encuentren.

Esto puede presentarse en un período de tiempo que ocurre en los hombres que se conoce como andropausia, que es el equivalente a la menopausia en las mujeres. Es normal hablar de estas etapas tanto en los hombres como en las mujeres debido a que en ambos sexos son etapas por las que se pasa durante su ciclo de vida.

 

Causas del descenso de la testosterona en los hombres a medida que aumentan su edad

En la actualidad se reconocen que son muchas las causas que pueden dar origen a la disminución de la testosterona y por consiguiente disminución del deseo sexual entre las cuales se encuentran:

  • Estrés.
  • Edad.
  • Envejecimiento.
  • Elevado consumo de alcohol.
  • Consumo de ciertos medicamentos como antidepresivos, antihipertensivos.
  • Trastornos hormonales o neuroendocrinos.
  • Enfermedades metabólicas o crónicas como Diabetes, Hipertensión  arterial o cardiovasculares.
  • Presencia de Infecciones.
  • Obesidad.
  • Aumento de los niveles de la Globulina Fijadora de Hormonas Sexuales  SHBG.
  • Problemas de pareja.
  • Vida sexual poco satisfactoria.
  • Monotonía.

Síntomas de la disminución del deseo sexual

Son muchos los cambios  que se pueden presentar en el sexo masculino a medida que avanzan en edad se pueden presentar cambios significativos tanto en la conducta, aspecto físico y psicológico como:

  • Pérdida de la energía.
  • Sequedad en piel y cabello.
  • Insomnio.
  • Debilidad muscular.
  • Cansancio, pérdida  de la concentración y de la memoria.
  • Cambios  en la actitud y en el estado de ánimo.
  • Disminución  o falta del deseo sexual.
  • Aumento de peso.
  • Trastornos en la erección.
  • Cuadros depresivos.
  • Irritación.
  • Nerviosismo.
  • Dolor de cabeza
  • Aumento de la sudoración.
  • Trastornos circulatorios.
  • Sudoración  excesiva.

Cambios físicos que se presentan a medida que se avanza en edad

El envejecimiento trae consigo cambios significativos en todo nivel,  en el físico pueden llegar a producir disminución del deseo sexual lo que puede afectar el disfrute de las mismas.

Son muchas las manifestaciones que se pueden presentar antes y  durante las relaciones sexuales entre ellas destacan:

  • Disminución del deseo para  mantener una relación sexual con la pareja.
  • Impotencia sexual también conocida como disfunción eréctil.

Todos estos cambios pueden deberse a transformaciones hormonales  a las que se somete el cuerpo producto de la edad o trastornos orgánicos generados por el envejecimiento. En el caso que esto suceda lo mejor es acudir con su médico, él le brindará su conocimiento para ayudarlo a superar este momento.

Hay hombres que a pesar de tener una edad avanzada aceptan sus síntomas y se sienten tranquilos  existen otros que no lo aceptan.

Para mantener una vida sexual activa y placentera, es importante asimilar los cambios que suceden en el cuerpo y en la parte mental. Lo más recomendable es acudir con un médico especialista en la materia urólogo, andrólogo, sexólogo el especialista se encargará de orientar e indicar la terapia a seguir dependiendo de la sintomatología que presente el paciente.

Para los hombres es mucho más difícil admitir  que están pasando por un problema, a pesar de eso ya acuden a consulta con el Urólogo un mayor número hombres en busca de ayuda y orientación.

Lo ideal es tener una actitud positiva ante la vida, se debe practicar una actividad física de forma regular, mantener una dieta sana, mejorar los hábitos o erradicar los que causen daño a la salud, como el tabaco y el alcohol. No se debe estar pendiente de la edad sino del disfrute de la pareja y de aprovechar cada momento con ella en beneficio  de la salud sexual.

Luego que se presentan los cambios es necesario afrontarlos y superarlos de la mano de los especialistas y del compañero sentimental, quien será de gran ayuda una vez establecida esta situación. Lo recomendado es que a partir de los 50 años se realicen controles periódicos con el urólogo, así no se presente la sintomatología, de esta manera se podrá evitar la aparición precoz de los síntomas de la disminución del deseo sexual.

El especialista a través de la historia clínica, el examen físico hará el diagnóstico específico en la orientación y tratamiento a seguir para eliminar los síntomas de la disminución del deseo sexual.

Es importante tener en cuenta que la orientación y el tratamiento son individuales, por lo que dependen de los síntomas que se presenten en cada caso y así buscar su solución específica.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *