El número de jóvenes con disfunción eréctil ha aumentado un 15%

 

La disfunción eréctil es un problema que afecta a muchos hombres de edad avanzada, aunque últimamente también afecta a jóvenes. El número de jóvenes con disfunción eréctil ha aumentado un 15 %. ¿A qué se debe que la edad sea cada vez más temprana? A continuación hablaremos de las razones que se esconden detrás de este dato. 

 

  • Por qué el número de jóvenes con disfunción eréctil ha aumentado un 15%

 

La razón principal por las que el número de jóvenes con disfunción eréctil ha aumentado un 15 %, se debe en parte a los cambios experimentados en los hábitos de consumo y el estilo de vida. La alimentación es cada vez más deficiente, el consumo de alcohol ha aumentado, cada vez se practica menos deporte y el resultado es ese aumento en el número de pacientes con disfunción. 

Estas son las cifras que arroja un informe elaborado por Boston Medical Group. En él se refleja que de 16.000 pacientes tratados de disfunción, 1 de cada 4 tiene menos de 45 años. Se han analizado los casos de aquellos que acudieron en busca de ayuda desde el año 2011, una fecha reciente para llevar a cabo el análisis y que demuestra que el incremento es un problema actual. 

 

  • Motivos concretos que causan disfunción entre los jóvenes

 

Una de las razones de por qué el número de jóvenes con disfunción eréctil ha aumentado, puede deberse a que ya no hay barreras que eviten el que se acuda en busca de ayuda. No hay el mismo recato a la hora de expresar a un doctor cuál es el problema que se está teniendo y aceptar la solución.

La comida cada vez es menos sana. Se recurre más que nunca a la comida precocinada y de mala calidad. Las grasas saturadas se acumulan en las venas y arterias e impiden la llegada de la sangre a los cuerpos cavernosos del pene, encargados de la erección. Un 90 % de los afectados por disfunción tienen una enfermedad vasoconstrictora. 

También ocurre que cada vez proliferan más los falsos remedios anunciados en Internet y otros medios que prometen soluciones, pero que realmente no las aportan. En el mejor de los casos, algunos de los medicamentos que se venden carecen de ningún efecto. En otros casos, además de no mejorar la disfunción, pueden tener efectos nocivos para la salud. 

El estilo de vida también ha empeorado. Cada vez se camina menos, se descansa peor, se bebe más, incluso se utilizan drogas. Todas estas cosas inciden negativamente sobre el sistema nervioso y también afectan al circulatorio. De los hombres tratados por Boston Medical Group, con menos de 35 años, el 70 % consume frecuentemente alcohol y uno de cada cuatro fuman. 

Por último, destacar que un 10 % de los que padecen disfunción, es por causas psicológicas. La presión a la que se somete hoy en día a los jóvenes pude abrumar y causar la disfunción. El tamaño del pene, la distorsión que arroja la pornografía a jóvenes que se están desarrollando y otros factores similares, también están haciendo mucho daño. 

La disfunción se puede evitar si se lleva una vida sana. Si ya has empezado a tener los primeros síntomas, pide asesoramiento a un experto de Boston Medical Group. Indagará para conocer la razón principal y así saber qué tratamiento poner.