La cocaína y la disfunción eréctil

Las drogas pueden tener un efecto devastador sobre el organismo. Pero no solo eso, también pueden influir en el desempeño sexual. A continuación de daremos algunos datos sobre el efecto de una droga en particular y sus efectos. Te hablamos de la cocaína y la disfunción eréctil. 

Los efectos de la cocaína en la disfunción eréctil

 

Un estudio realizado por especialistas a 116 adictos a la cocaína con edades entre los 21 y 44 años, demuestra que un 27 % de los encuestados presentan graves dificultades para lograr una erección. En algunos casos el problema es conseguir la erección y en otros mantenerla. 

Según Boston Medical, reconocida como “ alianza mundial de clínicas médicas especializadas en el tratamiento de disfunciones sexuales masculinas”, esto se debe a que la cocaína actúa como un estimulante del sistema nervioso central, con un efecto negativo sobre la capacidad de mantener la erección.

Además, esta droga actúa como vasoconstrictora. Al reducirse el paso de la sangre, es más difícil lograr erecciones. Si la erección se produce, la poca sangre que llega es insuficiente como para mantener la presión por suficiente tiempo y tener una relación sexual con normalidad. 

El efecto de euforia de la cocaína es temporal. Dura unos 15 o 30 minutos y a continuación se produce un descenso que genera tristeza y cansancio. Este estado semi-depresor acaba con la líbido. Intentar contrarrestar este efecto con una dosis más alta es un error, tan solo se conseguirá convertir el problema en crónico. 

El director médico de Boston Medical Group, José Benítez, comenta que “esta droga produce un cambio en la percepción real de uno mismo, que se materializa en un estado de ánimo depresivo. Su uso continuo y abusivo provoca un deterioro en el sistema nervioso central que conduce a su vez a una disminución importante de la fuerza sexual”.

Es cierto que durante los primeros minutos, el que consume la droga se siente totalmente desinhibido. Puede que exista un mayor deseo sexual por unos minutos, sin embargo, ese incremento de la euforia genera un estado de agotamiento, que es seguido de un estado de debilidad que impide mantener relaciones sexuales. 

 

La cocaína y la disfunción eréctil están estrechamente relacionados. A largo plazo, el consumo de esta droga puede terminar por completo con la capacidad de mantener erecciones. Puede incluso apagar por completo el deseo sexual. Pero hay más, el consumo de la sustancia puede traer consigo otros efectos secundarios. 

 

  • Otros efectos secundarios de a cocaína

 

La cocaína y la disfunción eréctil no son los únicos problemas que puede acarrear el uso de la droga. Como actúa sobre el sistema nervioso central, hay otros efectos secundarios que sentirán los que la consumen. Estos incluyen:

 

  • Aumento de la potencia muscular
  • Incremento de la actividad cardíaca y presión sanguínea
  • Aumento del ritmo respiratorio
  • Incremento de la temperatura corporal
  • Sudoración
  • Midriasis
  • Convulsiones

 

Todos estos efectos secundarios, no solo alteran la vida sexual, también indican el daño que se le está produciendo al cuerpo. No mejoran en absoluto la actividad sexual, ni tan siquiera en los picos más altos. Y los efectos pueden ser devastadores. Por eso, si tienes un problema de erección, nunca confíes en las drogas como una solución. Llama a los profesionales de Boston Medical Group y déjate ayudar.  

 

¿Cree que puede tener disfunción eréctil? Compruébelo en 2 minutos con nuestro test: