La masturbación ayuda en el tratamiento de la eyaculación precoz

La eyaculación precoz es uno de los problemas de disfunción eréctil más comunes entre los hombres. La falta de control eyaculatorio puede tener graves consecuencias en quien lo sufre y en la pareja. Para muchos puede ser algo humillante, rebaja la autoestima e incluso puede provocar una depresión. Además, dificulta la posibilidad de encontrar pareja o de satisfacer a la que se tiene. A continuación te hablamos de cómo la masturbación ayuda en el tratamiento de la eyaculación precoz. 

 

  • Cómo ayuda la masturbación en el tratamiento de la eyaculación precoz

 

Algunos de los ejercicios recomendados por Boston Medical Group incluyen la masturbación. Estos pueden ayudarte a conocer todo el proceso que implica la eyaculación y aprender a controlarla. La clave del retraso en la emisión del semen es el dominio de los músculos pubocoxígeos, los mismos que se emplean para detener la micción. Te mostramos cómo ayuda la masturbación en el tratamiento de la eyaculación precoz

La única manera de aprender a controlar los músculos es la estimulación del pene y hacer ejercicios de control, arrancando y parando antes de alcanzar el clímax. La mejor manera es por medio de la masturbación, ya que te permite un control pleno de los momentos, de la excitación y de otros factores. También se puede hacer durante la penetración, pero hay menos oportunidades de llevar a cabo el entrenamiento y puede quitarle encanto al encuentro sexual.   

La pareja puede cooperar si lo desea, seguro que se siente mejor si se le habla abiertamente del problema. La falta de comunicación podría generar malos entendidos, como el pensamiento de que está haciendo algo mal o que se está perdiendo el interés en ella. Utilizar la masturbación como ayuda en el tratamiento de la eyaculación precoz está bien y si hay buena comunicación ella lo entenderá. 

 

  • Otras soluciones para vencer la eyaculación precoz

 

La masturbación ayuda en el tratamiento de la eyaculación precoz, pero no es la solución. Dependiendo del grado, un médico experto en sexualidad masculina ha de determinar el origen y el proceso de recuperación, lo que incluirá otros ejercicios, terapias e incluso medicación. 

Entre los ejercicios complementarios más efectivos están los de Kegel. Ayudan a mejorar el control sobre los músculos que intervienen en el proceso de la eyaculación y son totalmente compatibles con el ejercicio de la masturbación. 

Los ejercicios de Kegel se realizan contrayendo los músculos pubocoxígeos. A medida que se repiten las series recomendadas, el músculo se fortalece y es más sencillo evitar la expulsión prematura del semen. 

El empleo de los ejercicios de Kegel y de la masturbación como ayudas en el tratamiento de la eyaculación precoz, irán dando sus frutos con el tiempo. Pero pueden no ser suficientes. Por eso es muy conveniente que, antes de poner toda la confianza en ellos, acudas a un profesional. Él evaluará la gravedad del asunto y dejará claro cuál es el mejor proceso para solucionar el problema. 

Intentar vencer el problema sin el asesoramiento de un profesional puede acarrear problemas. No solo es posible que no se solucione el problema, también puede ocurrir que vaya a peor. El equipo de Boston Medical Group tiene sobrada experiencia en el tratamiento de este tipo de disfunción. Tan solo un un experto puede determinar la raíz de la eyaculación precoz ¡ponte en contacto con nosotros!